Por voluntad expresa de Alberto, solamente
se cantará una misa el sábado 25 de octubre
a las 2:00 pm en la Iglesia de San Norberto
Cra. 21 N 127 B 07 Bogotá.

Por: Jorge Antonio Vega.

Me imagino un inmenso coro de voces que se levantan desde ciudades, aldeas, carreteras, caminos y veredas de Colombia, despidiendo a quien les llevó emociones deportivas en el largo recorrido de su vida como locutor y narrador insuperable, diciendo ¡Adiós, padrino!


Ha llegado a la meta final, después de vivir las etapas que le marcó el destino, como locutor, comunicador y empresario, a reunirse con Juan Harvey Caycedo, su ahijado y socio en "Futbol, el mejor espectáculo del mundo", el programa de televisión que marcó época.


Durante 30 años sostuvo su informativo "La barra de las 13", donde  abrió camino a un grupo de colaboradores que hoy son nómina de lujo, y demostró que en medio de su seriedad y rigor en el trabajo, había campo para la sonrisa oportuna e inteligente con sus “Gotas de buen humor”.


Los oyentes de "La Luciérnaga" también saben ahora que el silencio de Alberto es definitivo.


Con la familiaridad que señalaba su "padrinazgo" hizo miles de amigos a través de la radio, quienes hoy lamentan su ausencia.


A sus familiares, nuestra voz de condolencia y a la bandera de la ACL, un negro crespón de luto por quien fuera compañero, guía y presidente de la institución.